Langue

No al complejo petroquimico en la peninsula de Paraguana (Venezuela)

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by email

Caracas, 07 de Enero de 2010.

El movimiento ambientalista, colectivos sociales, ONG’s, activistas por los derechos humanos, estudiantes universitarios y sectores académicos, queremos hacer del conocimiento público nuestra preocupación ante el anuncio publicado en diversos medios de comunicación que el pasado 06 de enero de 2011, donde la Estatal de industrias petroquímicas Venezolanas PEQUIVEN, ratifica la intención del Gobierno Venezolano de instalar un complejo industrial en la península de Paraguana, estado Falcón, con apoyo del gobierno de la Republica Federal de Brasil.

Esta acción, representa una amenaza para el ecosistema paraguanero, la salud y la economía local, debemos recordar que en Enero de 2009 diversas ONG’s expresamos nuestro punto de vista y recomendaciones técnicas frente a este megaproyecto, del cual aún desconocemos ubicación exacta, estudio de impacto ambiental, presupuesto, alcance, objetivo, tipo de tecnología a emplear y medidas para mitigación de afectaciones al ambiente y las comunidades.

Resaltamos que, la península de Paraguana, que es un Área Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE), cuenta con diversas zonas protegidas a través de decretos, así mismo es zona libre para la inversión turística y comercial lo cual ha impulsado el turismo en la localidad, diversificando la economía y la sustentabilidad de las comunidades que en ella habitan.

Las organizaciones ambientalistas hemos alertado que la construcción de la petroquímica en Paraguana, pudiera afectar el ecosistema y como ejemplo citamos las consecuencias vividas en otras zonas del país, como en la comunidad del El Hornito, estado Zulia, donde producto de la contaminación originada por la petroquímica El Tablazo, muchos niños nacieron sin cerebro, es decir, padecieron de anencefalia y malformaciones.

Queremos denunciar la manipulación que algunos funcionarios gubernamentales han hecho en las comunidades ante las cuales han presentado el proyecto como generador de desarrollo mientras que se esconden los alcances de la contaminación que provocará.

Aclaramos que, la petroquímica significaría progreso social si desarrollara tecnologías eficientes para erradicar desechos aguas abajo del sistema, además debería ser ubicada en zonas donde el impacto a la biodiversidad y los sistemas naturales sea menor, basado en las premisas del desarrollo justo y el buen vivir, que está siendo promovido por diversos países, y al cual ha expresado apoyo el Gobierno de la Republica Bolivariana de Venezuela.

Las ONG’s reconocemos que todo sistema de desarrollo y toda actividad humana, generan impacto al ambiente y es capaz de modificar la dinámica ecológica. La idea es promover el desarrollo de tecnologías más eficientes para que los desechos e impactos ambientales sean mínimos, por lo cual este proyecto como se ha anunciado, contradice los principios del Plan Simón Bolívar para el Desarrollo Nacional, violenta la constitución del país e irrespeta a las comunidades y pueblo Venezolano, al no presentar la información detallada.

Nos preocupa que El Gobierno de Brasil, aun cuando se promociona como un “país verde”,  invierta en Venezuela en este tipo de proyectos,  sabiendo que nos dejarían una negativa huella ecológica. Esto no es pensar en la patria o la integración Sur - Sur, tal como se ha concebido en el Foro Social y otros espacios conquistados por los pueblos de Latinoamérica y países del ALBA. El proyecto petroquímico de Paraguana tiene una clara intención desarrollista y neoliberal que debe ser denunciada ante el Mercosur.

Manifestamos que, el Complejo Petroquímico frenaría la designación de Paraguaná como Reserva de Biosfera, que fue solicitada a la Unesco para proteger el bosque que circunda el Santuario de Fauna Silvestre, la Reserva Biológica de Montecano,  La Reserva de Fauna y Pesca Laguna Boca de Caño, El Monumento Natural Cerro de Santa Ana y el Parque Médanos de Coro, donde habitan especies únicas con características de endemismo.

El Complejo Petroquímico de Paraguaná, además, violentaría la normativa ambiental y convenios internacionales de las cuales Venezuela es signataria. Entre ellos están el Tratado Internacional de Humedales Ramsar, la Declaración Universal de DDHH, el Convenio Marco sobre Diversidad Biológica y el Conveniode Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs).

Venezuela fue ratificada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN, como uno de los países más biodiversos de la región latinoamericana y en nuestro afán por defender el ecosistema y lograr un desarrollo más integral en Suramérica, solicitaremos apoyo de IUCN y ONU para frenar la construcción de la petroquímica en esta zona de gran fragilidad.
Es por ello que exhortamos al Gobierno Venezolano para que escuche a las comunidades organizadas, respete el marco jurídico Nacional e Internacional, así mismo pedimos aplicación de la Ley Penal del Ambiente para quienes han promovido el proyecto de manera insistente ignorando alertas de ONG’s ambientalistas y la Oficina de Diversidad Biológica del Minamb.

Esperanzados en lograr la protección del ecosistema paraguanero, la pesca artesanal, los derechos humanos y libertades fundamentales de las comunidades.

SUSCRIBIMOS ESTE COMUNICADO
• Asociación Ecologista para la preservación Ambiental de Falcón (AEPA Falcón)
• Red Venezolana de Lucha contra la Desertificación y Sequia (RIOD Venezuela)
• Cooperativa para el Desarrollo Integral Comunitario e Investigación Social

Autres langues

Palabra(s) clave(s)

Paises

Conflicto

Organisations

Commentaires

 

Comentar el contenido (con moderación )

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.