Langue

Vamos a resembrar en medio de la invasión. Curvaradó, Colombia

Versión para impresiónVersión para impresiónSend by emailSend by email
Communicado
Fecha de publicación: 
Martes, 28 Diciembre, 2010
Nosotras y nosotros los abajo firmantes integrantes de los concejos comunitarios menores de Curvaradó y familias de las Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad de Curvaradó ante la ocupación ilegal y de mala fe que estamos viviendo en nuestro territorio colectivo en los predios del concejo comunitario menor de Camelia y de Andalucia, manifestamos nuestro rechazo a esta acción de hecho.

A la fecha han sido afectadas más de 300 hectáreas de predios, se ha afectado una fuente de agua y se ha atentado contra dos Zonas de Biodiversidad, lo que hemos visto con nuestros propios en 4 observaciones que hemos realizado en los lugares de la ocupación. Se está afectando la fauna, la flora, las aguas y la biodiversidad y se ha desconocido nuestra autoridad sobre el territorio A pesar que el gobierno nacional manifiesta una disposición para la restitución de la propiedad y evitar que esta ocupación cause más daños de los que ya experimentamos, las autoridades municipales de Carmen del Darién, responsables de mantener el territorio en condiciones de armonía y de respeto a la Constitución, se han convertido en cómplices de los abusos que están cometiendo contra nuestra vida y nuestro territorio.

Hemos intentado instaurar una querella policial, que es la que procede, y no ha sido posible por la ausencia de la Inspectora Municipal y las disculpas y dilataciones del Alcalde del municipio, de su Secretario de Gobierno y de la policía del mismo municipio que nos ha hecho graves señalamientos como si fuéramos parte de la guerrilla.

En estas condiciones es claro el incumplimiento del Auto de la Corte Constitucional pues no existen garantías para los habitantes de los consejos menores que ya habitamos en el territorio.

Es también claro, que el gobierno no ha logrado evitar que se realicen operaciones en nuestro territorio, condición básica de la restitución, una prueba de ello es esta invasión, la que desconoce el Auto de la Corte.

Hemos escuchado al entrevistar a los ocupantes de mala fe que han sido traídos por publicidad en la que indicaban que se iba a entregar y titular tierras, que les iban a pagar 3 meses para la manutención y que el objetivo es sembrar para la empresa Banacol.

Algunos de ellos nos han dicho que están apoyados por la brigada 17 y otros informaron de reuniones sostenidas en Brisas de Curvaradó con paramilitares sobre este mismo tema de la ocupación, asegurándoles que se les va a dar tierra y les van a pagar los trabajos.

Por eso basadas en la ley 70 de comunidades negras y el reconocimiento que la misma hace a los consejos comunitarios menores, y basados en el auto de la Corte Constitucional, en asamblea como máxima autoridad del territorio hemos decidido agotados los medios en derecho por la negligencia de las autoridades locales:

1. Iniciar la reforestación de las áreas que han sido afectadas por los invasores.

2. Delimitación y visiblización de la propiedades que son blanco de los intereses y ambiciones empresariales y de la guerra.

3. Demandas penales y civiles por los daños causados.

Invitamos a los grupos de solidaridad y de apoyo a acompañarnos en la protección de la vida y el territorio haciéndose presentes en nuestro territorio y acompañar las jornadas de reforestación o enviando cartas al gobierno informando sobre decisión y exigir garantías para nuestra vida.

Llamamos a las organizaciones europeas y de los Estados Unidos a que cese cualquier tipo de acuerdo comercial con sectores bananeros, pues, estos, desconocen los derechos de nuestras comunidades, destruyen el medio ambiente, propician la corrupción y violaciones de derechos humanos, como lo estamos viviendo.

Hacemos responsable a las autoridades locales de los daños que se han causado y de los posibles atentados a la vida e integridad sobre nuestra vida e integridad, que se produzca por su inoperancia, por su negligencia y complicidad con el asentamiento ilegal y de mala fe.

Invitamos al gobierno nacional a declarar una emergencia a través de algún tipo de figura para intervenir sobre las autoridades locales del municipio de Carmen del Darién.

A las y los campesinos sin tierra que están siendo usados y manipulados invitarlos a la exigencia de titulación de sus tierras, a las que tienen derecho, al gobierno nacional a través del Incora o la ley de restitución de tierras, pues muchos de ellos han sido despojados violentamente de sus propiedades en el norte de Colombia.

Como en Colombia no hay justicia, el estado de impunidad de estas acciones será parte de nuestra demanda internacional.

Consejos menores de Andalucía, Llano Rico, Caracolí, Caño Manso, Camelias, El Tesoro

Apoyados por el Consejo Mayor de Jiguamiandó

Commentaires

 

Comentar el contenido (con moderación )

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.