Langue

Colombia: bombardeo policial mata a niña indígena

Version imprimableVersion imprimableSend by emailSend by email
Information Communiqué
Date de publication: 
Mercredi, 2 Mars, 2011
Par: 
CAOI-Sütsüin Jiyeyu Wayúu - Fuerza de Mujeres Wayúu

Los pueblos indígenas colombianos están en peligro de extinción física y cultural, bajo el fuego cruzado de policías, militares, narcotraficantes y fuerzas irregulares. Sus territorios son invadidos como escenarios de guerra y por las empresas extractivas.

Una modalidad escalofriante de la policía y el ejército es la de los “falsos positivos”: asesinatos a civiles a quienes luego visten con uniformes de guerrilleros y presentan como “bajas en combate”. Cientos de indígenas han sido víctimas de esta modalidad, que ahora se extiende a la supuesta lucha contra el narcotráfico: la policía colombiana ha ingresado a dos comunidades Wayúu y ha bombardeado una pista de juegos tradicionales con caballos, matando a una niña de un año y ocho meses. Además ha tomado huellas digitales a los indígenas y prepara nuevas incursiones.

La Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas – CAOI llama a la comunidad internacional a denunciar estos crímenes, exigir al gobierno colombiano que detenga estas incursiones y garantice la investigación imparcial y la sanción ejemplar a los responsables. Y sumarse a la campaña de la Organización Nacional Indígena de Colombia (0NIC), integrante de la CAOI, por la vida de los pueblos indígenas en peligro de extinción.

 

Reproducimos aquí la información difundida por la Fuerza de Mujeres Wayúu:

 

Otra modalidad de "falsos positivos"

Policía bombardea comunidades Wayuu de Malaki y Jepimana

 

A puertas de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el cual se conmemora el próximo 8 de marzo, consideramos que son aterradoras la acciones efectuadas por la Policía Antinarcóticos, las cual de manera arbitraria han atentado en contra de Wounmainkat – Nuestra Tierra, la cual  es considerada para nosotras y nosotros los Wayuu, como un ser femenino y sagrado.

 

Una niña Wayuu de un año y ocho meses ha muerto después que la Policía Antinarcóticos, bombardeara dos suwattapile amaa (pistas de juegos tradicionales con caballos), en las comunidades de Jepimana y Malaki, argumentando que éstas estaban al servicio del narcotráfico.

 

Se han  desconocido, por parte de la Policía Antinarcóticos, nuestros usos y costumbres, identidad y cultura, violando todos nuestros derechos como pueblo ancestral, atentando, en contra de comunidades Wayuu que han sido víctimas del conflicto armado interno de la región.

 

HECHOS

 

1.     El pasado viernes 25 de febrero de 2011, la Policía Antinarcóticos llegó sin previo aviso a la Comunidad Wayuu de Jepimana, localizada en jurisdicción del Municipio de Uribia.  La operación que fue acompañada por helicópteros con 16 hombres uniformados, al aterrizar en las comunidades, preguntaron por los dueños de lasuwattapile amaa (pista de juegos tradicionales con caballos), y al no encontrarse estos en el lugar, tomaron huellas de un hombre de la comunidad y lo hicieron firmar documentos, sin dar mayores explicaciones. Posteriormente, la Policía Nacional Antinarcóticos sembró varios cilindros con mechas en la suwattapile amaa (pista de juegos tradicionales con caballos), los cuales luego fueron encendidos para activar las detonaciones.

2.     De igual manera, el sábado 26 de febrero, en la comunidad Wayuu de Malaki, del mismo modo, tomaron huellas digitales de un líder de la comunidad y procedieron a sembrar aparatos explosivos en cuatro huecos que realizaron en la suwattapile amaa (pista de juegos tradicionales con caballos), con el agravante de que una niña Wayuu de un año y ocho meses que se encontraba en una casa localizada a solo 200 metros de las explosiones, muere, al perecer por las ondas explosivas. La Comunidad Wayuu de Malaki, asimismo, manifiesta que durante la operación, la Policía Antinarcóticos decía que ellos estaban cumpliendo órdenes de Maribel Rodríguez.

3.     Cabe anotar que en las Comunidades Wayuu de Jepimana y Malaki, dos años atrás se habían realizado intentos de destrucción de las suwattapile amaa (pista de juegos tradicionales con caballos), pero los impactos habían sido muy leves.  Las comunidades no denunciaron por temor a lo que pudiera acontecer en su contra.

4.     Es preciso mencionar que dos mujeres de la Fuerza de Mujeres Wayuu-Sütsüin Jiyeyu Wayuu (FMW-SJW), Deris Paz (Malaki) y Virtud Epinayu(Jepimana), pertenecen a las comunidades en donde la Policía Antinarcóticos ha sembrado los aparatos explosivos.

5.     De la misma manera es preciso anotar que en estas comunidades se están realizando exploraciones del subsuelo.

6.     El día lunes 28 de febrero una comisión de la FMW-SJW y la Defensoría del Pueblo, acompañaron la inspección a la zona, para constatar los hechos denunciados por las comunidades Wayuu.

7.     Se ha constatado, que otras 4 comunidades Wayuu serán bombardeadas por la Policía Antinarcóticos.

 

La Fuerza de Mujeres Wayuu-Sütsüin Jiyeyu Wayuu (FMW-SJW) considera que la Policía Nacional Antinarcóticos ha obrado de manera arbitraria en aras de poder declarar otro “falso positivo”, esta vez manifestando que las suwattapile amaa (pista de juegos tradicionales con caballos) son pistas de aviones del narcotráfico.  No han tenido en cuenta los argumentos de las Comunidades Wayuu Malaki y Jepimana, en donde habitan más de 60 familias, lo que evidentemente incurre en una infracción grave al Derecho Internacional Humanitario, así como a quebrantamientos a los derechos constitucionales que nos asisten como pueblo, violando también flagrantemente todos los convenios internacionales que protegen nuestro derecho a la consulta previa como el Convenio 169 de la OIT.

 

PETICIONES

 

1.     Exigimos a la Policía Antinarcóticos, que de manera inmediata detenga los bombardeos en contra de las comunidades Wayuu.

2.     Demandamos a la Policía Nacional Antinarcóticos que de manera inmediata se retracte de las graves acusaciones que ha efectuado en contra de las comunidades Wayuu Malaki y Jepimana, cuando las  ha acusado de servir al narcotráfico.

3.     De manera perentoria, se debe conformar desde el orden nacional una comisión interinstitucional con el Ministerio del Interior y de Justicia, y sus direcciones de Etnias y  Derechos Humanos, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría Nacional, entre otras, para evaluar los hechos ocurridos in situ, en donde una niña Wayuu de un año y ocho meses ha muerto después de los bombardeos efectuados por la Policía Antinarcóticos.

4.     Exigimos que se abran investigaciones en contra de Maribel Rodríguez, persona que haya dado la orden para efectuar los bombardeos.

5.     Solicitamos a éstas instituciones del orden nacional que de manera urgente, seria e imparcial, se investiguen y castiguen las graves infracciones al DIH, de los hechos ocurridos los días viernes 25 y sábado 26 de febrero de 2011, en las comunidades Wayuu de Malaki y Jepimana.

6.     Requerimos adoptar en el inmediato plazo posible las medidas que sean necesarias para garantizar la vida, así como la integridad física y cultural de las comunidades Wayuu de Malaki y Jepimana.

7.     Finalmente hacemos un llamado urgente a organizaciones de pueblos indígenas de todo el mundo, a organizaciones de derechos humanos, organizaciones de mujeres, a manifestarse en rechazo de estos hechos.

 

 

Cuatro Vías, Maikou (Wajiira),

Wounmainkat – Nuestra Tierra

1º de marzo de 2011

“Porque en Wounmainkat – Nuestra Tierra los Únicos Gigantes somos los Wayuu”

Campaña por la Eliminación de Todas las Formas de Violencia en Contra de Wounmainkat-

Epaya'a Miou

Sütsüin Jiyeyu Wayúu - Fuerza de Mujeres Wayúu

Cel: +57 300 278 5675

Colombia

Autres langues

Commentaires

 

Commenter le contenu (Soumis à modération)

Le contenu de ce champ est gardé secret et ne sera pas montré publiquement.

La newsletter de Aldeah.org

S'abonnez au bulletin d'information